Moxibustión

La moxibustión consiste en la aplicación de calor en ciertos puntos acupunturales que ayudan a fortalecer y corregir el flujo energético natural del cuerpo en ciertas enfermedades, aliviando estancamientos y deficiencias de energía a través de los canales energéticos. Si se corrige el flujo energético, entonces se corrigen los desequilibrios y así el origen de toda enfermedad.
 
La moxibustión es una de las técnicas terapéuticas más importantes dentro de la MTC y que se puede usar sola o como complemento de la acupuntura o manopuntura, fitoterapia y dietética oriental. 
 
El calor se produce con la “moxa” que es una especie de puro, o con conos. Ambos están compuestos por la planta Artemisa que posee aceites esenciales, taninos, vitamina A, B, C y D, además de potasio, hierro y magnesio.